"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

jueves, 9 de enero de 2014

Yo no comí la manzana

"Yo no comí la manzana" - Ilustración 3D by Patzyar - © All Rights Reserved

Dice la Biblia que el mal entró en el mundo por responsabilidad del hombre mismo, y los elementos que en el texto sagrado se emplean para ilustrar esa afirmación son simbólicos, entre ellos  la serpiente, los árboles, el jardín y el fruto del árbol.
Notemos que no se habla de la “manzana”, sino de “fruto del árbol”! De dónde provino, entonces, esto de la “manzana” que, por otra parte, no era propia de la antigua Israel, y que nos ha traído tantas culpas a los “pecadores”? Parece ser que la simbología de la manzana con el mal, para algunos vendría de muy antiguo, de la llamada “manzana de la discordia”, que es un eufemismo que hace referencia a la “manzana dorada de la discordia”, esa  que, en la mitología griega, la diosa Eris destinó a la más bella de la boda entre Peleo y Tetis, lo que generó una disputa entre Hera, Atenea y Afrodita que terminaría conduciendo nada menos que a la Guerra de Troya.
Pero en la Biblia, sin embargo, la manzana simboliza la eterna tentación del hombre a no reconocer la autoridad divina, a querer gobernarse por sí mismo y desconocer así la distinción entre el bien y el mal. Cómo encaja ahí la narración mitológica? Pues, para otros el error provendría de una traducción errónea. En el hebreo moderno, la manzana se llama “tapuaj”, mientras que en la Biblia ese término, como hemos dicho, hace referencia a “un árbol con un fruto perfumado”,  podría tratarse de un albaricoque o un membrillo, o sea que cuando la Biblia dice: “en el marco del tapuaj te desperté “, la  traducción correcta podría ser: “debajo de un árbol con un fruto perfumado, te desperté”, y posteriormente, la mayoría de traducciones inglesas,  traducirán:  “bajo el manzano te desperté”.
La confusión se originó en “la Vulgata” (traducción latina de la Biblia creada en siglo IV)  donde en la frase  “el árbol de la ciencia del bien y del ra “,” ra “se tradujo como” malum “, y “malum” significa tanto” malo” como “ manzana”, es ahí donde los traductores de la Vulgata pueden haber sido influenciados por el mito griego al que hemos hecho referencia, y donde nació la historia de la manzana del pecado.
Ahora bien…por qué me vine yo con este cuento? Porque pensaba en cómo una cosa trae a la otra y nosotros, los seres humanos, tan frágiles, terminamos enroscados en estas confusiones propias del hilo de la historia, y acarreamos o proyectamos algunas nuevas falacias, como la de nuestras culpas, producto de ese primer pecado!
La culpa no es un sentimiento natural, sino un instrumento cultural destinado a domesticarnos y someternos. Para la cultura judeo-cristiana somos culpables desde que nacemos y, cuando no, las mujeres somos la fuente de todos los pecados (que luego María redimirá). Posteriormente, la viveza de siglos logrará convencernos de que nacemos pecadoras,  lo que nos endilgará un margen de error menor que a los varones, una especie de “sistema de clausuras” que neutralizan  nuestra auténtica potencialidad. Para uno que siempre anda buscando las causas de los comportamientos o padecimientos humanos, esta podría ser una muy potente para la disminución o autolimitación de la mujer. La culpa, como el miedo,  confunde y paraliza, y llevamos muchos siglos para salirnos del modelo y del estigma.
Del “pecado original”, el pobre de Adán acarreó con la culpa de arrastrar consigo a toda “la naturaleza humana”, y la pobre de Eva, nos achacó a las mujeres siglos de menosprecios, malos tratos y estereotipos pecadores. Y todo por una manzanita que no fue tal!

Después de todo…”yo no comí la manzana”! 

14 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

No yo crucifiqué a Cristo. Y pareceque tenemos que pagar todos por esas cosas.
Un saludo.

Ceo dijo...

Estimada Patzy entrar a tu blog es aprender, ahora me desasné sobre la manzana y las traducciones de la Biblia, a mí me gusta más el membrillo que la manzana y, ahora puedo confiar que fue el membrillo (bueno, el albaricoque también me gusta) ¡Celebro que hayas vuelto de unas frescas vacaciones, renovada y entusiasta! La ilustración en 3d, magnífica!!
Abrazo!!
PD:
Te puse un comentario, en su momento, en la Insoportable levedad y no apareció :=(
Otra cosa, del concurso 20Blogs me fijé en 20minutos.es y no encontré la convocatoria para el 2014, por lo menos todavía, habrá que ver. :=(

Patzy dijo...

Cayetano:
Jaja! Cuando tienes razón, tienes razón! Yo tampoco. Un gran abrazo!

Patzy dijo...

CEO:
(para comenzar, había escrito CEPO y no Ceo...imagina lo obsesionados que estamos! Jaja!) Me alegra que te haya gustado el combo, y ya mismo me voy para tu blog a avisarte que el concurso ya empezó, y que yo he registrado mis blogs esta mañana! Abrazo, y gracias por la visita!

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Querida amiga Patzy, un bello texto tan documentado como perfectamente escrito con un estilo ágil y ameno. Desentrañar los mitos que están envolviendo a otros mitos y poder ir tirando poco a poco del hilo e la verdadera autoría de ellos es apasionante. Tu composición artíztica es impresionante y tan genialmente imaginativa que observarla al principio del texto es una ventana a la belleza que leemos posteriormente. Excelente.

Un cariñoso abrazo, amiga Patzy.

Patzy dijo...

Antonio:
Muchas gracias por tremendo elogio, querido amigo! Es una satisfacción para mí que haya sido de tu agrado tanto mi diseño, que es a lo que más fe le tengo siempre, como el texto, producto de mis insistentes búsquedas de los "por qué" de las cosas, manía que casi se han convertido en mi principal pasatiempo de estos últimos años! Siempre es un lujo recibir tus comentarios, y te hago llegar un caluroso abrazo lleno de buenos deseos para el 2014!

Luján Fraix dijo...

Hola querida amiga
Me alegra que hayas vuelto de tus vacaciones con tanta energía. Feliz año.


La verdad que buscar los enigmas en los pasajes de la Biblia lleva tiempo, quizá toda una vida. Yo que fui a colegio de monjas siempre solíamos arremeter contra lo confuso que resultaban algunas partes que nos obligaban a leer y ni siquiera ellas tenían la respuesta.
Tu entrada está bien documentada y se nota tu pasión por la escritura y los temas apasionantes. Te felicito.
Un beso grande y gracias por recordar a Suri, está viviendo la infancia y me tiene como loca, es muy traviesa.

Abrazos.

Patzy dijo...

Luján:
Hola! Qué alegría leerte! Feliz 2014. Y me hizo gracia lo de que "Suri está viviendo la infancia"! Jaja! Conozco bien las travesuras de las que son capaces estos "mocosos", cuando transcurren esa infancia que vos decís! Jaja...A mi perrito, a la edad de Suri, le gustaban los billetes de 50 pesos...y nadie que tuviera cerca podía tener alguno de estos "tesoros" en el bolsillo, porque él se las rebuscaba para "robárselo" y salir corriendo! Jajajaj. Disfrutala, y que tenga un año muy feliz! Abrazooooo

Rosa Silvestre dijo...

Querida Patzy, ante todo FELIZ 2014!! estoy un poco ausente ultimamente pero espero volver con mi blog y mis poesías y sobre todo poder seguir a los demás blogs que seguía antes, que se pasa muy bien blogeando.
Respecto a tu post de hoy que decirte, estoy de acuerdo contigo, esa manzana nos ha marcado a todas las mujeres en nuestra educación. Ahora que empezamos a salir de ese machismo después de tanta lucha, muertes y malostratos hacia las mujeres aquí parece que empezamos a ir para atrás con las nuevas leyes. Un beso enorme Patzy, para ya va en transatlántico jaja.

Patzy dijo...

Rosa:
Hola! Me está alegrando recibir a mis amigos en el comienzo de este nuevo año! Sí, he visto que no publicas mucho y, a decir verdad, yo en este blog publico más distanciado, tal vez porque me insume mucho tiempo el blog de Italia...así que trataré de mejorarlo y organizarme mejor. Me alegra saber que te leeré más seguido, como antes, y sabes que allí estaré! Te envío un gran abrazo, y gracias, por tu vista!

Pedro Garcia dijo...

La estructura de esta entrada me ha recordado mucho a Stephen Jay Gould, el paleontólogo estadounidense que se empeñó en escribir un ensayo cada mes y lo consiguió, ganando tanta fama como para aparecer en los Simpsons. Ese rebuscar en la fuente para hallar la frase canónica y revisar luego los errores a lo largo de la historia. Creo que sorprendió. A veces me choca tu "excesivo rigorismo" y tu orden lógico, la estructura tan meditada de cada uno de ellos (no me extraña que te gustara la insoportable levedad del ser). Sabes que yo soy desamañado y tiendo al caos y a veces ante un texto tan bien articulado me siento con las manos embridadas.
Por lo demás la cultura es un "lastre" que nos ha permitido llegar hasta aquí, la hemos padecido y la hemos vivido, y como todo lo que hacemos se basa en el ensayo y el error, si lo pensamos bien cada cambio cultural viene de la corrección de un error o, en el peor de los casos, de la imposición de un nuevo error.
Sí, cuando estuve en Palestina no vi manzanas, sólo higos y aceitunas. Ni siquiera entonces reparé en ello. Un saludo Pedro.

Patzy dijo...

Pedro:
Créeme que yo envidio ese "caos" tuyo! Ja! Has "dado en una tecla" no menor...por mi orden y mi manera de trabajar organizada, he recibido muchos elogios (sobre todo en la universidad y en la oficina..trabajar organizadamente es una gran ventaja, te lo aseguro), pero también por ellos suelo meterme en esos compromisos que a veces ya no tienes ganas de continuar y que siguen, y siguen..."in eternum"...y ahí están, no los dejas porque piensas que si te sales, se cae la cosa, historia que finalmente acaba con eso de "el mundo sigue girando sin ti", afirmaciones que personalidades como la tuya conocen bien, y eso los hace -te hace-, tal vez más caóticos pero, sobre todo, más libres...y ahí es donde enganchan mis aplausos!
Respecto de la cultura y su "padecimiento" heredado, coincido pero, por otra parte, sería también muy pesado empezar cada día con la hoja en blanco, el tema es dar en la tecla con la selección y, vamos!, que eso es lo que hacemos con estos "discurrires", vamos por aquí o por allá?...eso me resulta apasionante! Gran abrazo, sabes que me encanta recibirte por aquí.

rodolfo pace dijo...

Patzy, yo creo que si nos tomáramos el trabajo de enumerar las mentiras que nos han gobernado durante nuestra existencia ocuparíamos los doce tomos de la guía de teléfonos de Tokio, y si esa enumeración corre por cuenta de una mujer se decuplicaría.
Coincido en plenitud con todos los que elogian, se sorprenden, aprenden y se interrogan ante cada presentación tuya. Embelesan mis días y mis ideas.
Abrazón!!!

Patzy dijo...

Rodo:
Jajajaj! lo de la "guía telefónica de Tokio" me mató! Gracias por tus elogios, aunque ya sabés que soy una "busca" eterna de información. Lo que pueda escribir es, sobre todo, producto de mi curiosidad e investigaciones, en ese orden, y luego, se bate con un poco de mis opiniones al respecto...y listo el coctail! Je! Un abrazo, Rodo!

Publicar un comentario