"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

martes, 28 de enero de 2014

Un vestido que habla de mí


"Qué me pongo" - Ilustración digital by Patzyar - © All Rights Reserved

De nosotros habrá quienes le demos mayor o menor importancia a nuestra manera de vestir o para quienes resulte más o menos preocupante o accesible la elección de la ropa, ya sea por limitaciones económicas o culturales o religiosas o de edad…pero, al decir de la psicología, la vestimenta que usamos habla por nosotros, y refleja la imagen que de nosotros queremos dar a los demás. Como la manera de vestir transmite información sobre la persona, se convierte en una forma de expresión, es decir,  en una forma de comunicación no verbal.
Personalmente, nunca lo he pensado de ese modo…es más, ni siquiera lo he pensado hasta este momento en que lo estoy compartiendo con ustedes. Sinceramente, y sólo por ilustrar, ya que creo que no ha de importar demasiado, yo uso aquello que me resulta cómodo y práctico, lo que no me insume un desgaste físico, como por ejemplo el uso de tacones (que nunca está contemplado dentro de mi indumentaria), sin importarme si a la sociedad le resulta más o menos femenino una mujer con o sin tacos. A confesión de partes, también es verdad que adoro andar de jeans y camisas holgadas pero, sin embargo, doy fe que no me atrevo a salir de casa si estas prendas sencillas no están absolutamente en armonía con respecto a la combinación de colores, independientemente de la moda de turno, o aunque esta última se empeñe en que “este verano los colores de onda son los fluor” o que está permitida la abominable mezcla del azul y el amarillo rabiosos. Soy consciente del peso “marketinero” en todo este gran negocio, y a mi edad ya no “me engancho”, aunque sé que las jovencitas lo han de tener más complicado!   Es dura la competencia, como para andar “cacheteando” a la vida con atrevimientos personales.
La ropa conlleva una búsqueda de identidad o de diferenciación con los demás, y por eso tiene  tanta relevancia para los jóvenes, porque encuentran en ella ya sea su característica personal o su pertenencia a un grupo.
Para otros, la ropa supone un status social, porque la utilizan para “enrostrarnos” su “saber vestir” con ropa de marca o para ostentar su poder económico simbolizado en la vestimenta de valor. Por el contrario, están lo prácticos que consideran innecesario pagar más por vestido  “de marca”, cuando se lo puede adquirir a menor precio e igual calidad, aunque sin firma.
Otros gustarán de combinar la ropa con su “toque” original y sentirse satisfechos por ese atrevimiento.
Evidentemente, no hay formas de vestir correctas, pero sí acordes con nuestra forma de ser y y comodidad. Obviamente nuestro vestido también variará según la ocasión…al menos yo no me imagino entrar a un velorio vestida de shorts amarillos, camisa roja y capelina banca! Pero eso no excluye que a otro, tal vez, ni siquiera le interese como vestirse en esa situación, porque el dolor pasa por otro lado…quién dice qué?
La “psicología del vestir” dice que la primera impresión que un desconocido tendrá sobre nosotros, dependerá de nuestra apariencia exterior…(y pensar que se lo discutí tanto a mi hijo adolescente!)
La forma en que vamos vestidos decodifica nuestra personalidad, o nuestro buen gusto, o la necesidad de destacarnos, o nuestro nivel de provocación o nuestra idea de elegancia. Reflejará si somos más o menos clásicos, si nos importa o no la moda, si somos más  o menos agresivos o más jóvenes o más viejos! Hasta, inclusive, un drama muy actual que toca lateralmente este tema, es el de la anorexia que padecen algunas chicas porque, para “caber” en el vestido de moda o equipararse con las modelos raquíticas que los llevan, se cargan un padecimiento que puede conducirlas hasta la mismísima muerte.
No tenemos que dejar de lado tampoco la psicología del color que completará el panorama sobre nuestra personalidad comunicada en el vestido. El uso del negro, por ejemplo, representa autoridad, poder, estabilidad, fuerza y se lo asocia con la inteligencia. El uso del blanco, en cambio, se vincula a la pureza, la limpieza y la seguridad. Sabemos que el rojo se asocia al movimiento y a la excitación, y hasta se ha demostrado que aumenta los latidos del corazón!  El verde es el color  del crecimiento, la naturaleza y el dinero, mientras que el amarillo es un color alegre asociado a la risa, la felicidad y los tiempos prósperos. El naranja: es extravagancia, el morado: es el color de la realeza, el marrón: el de la estabilidad y la amistad, el azul: significa eficiencia, lealtad y sabiduría, el rosa: el más tranquilizador de todos y el gris: la practicidad!
Pensás en algunas de estas cosas a la hora de vestirte? Y vos, cómo te vestís?

13 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Para los demás somos lo que mostramos o parecemos. Nadie bucea en nuestro interior para ver cómo somos debajo del envoltorio.
Un saludo.

Patzy dijo...

Cayetano:
Pero, sin embargo, parece que nuestro envoltorio no es tan al azar! Saludos, Cayetano, y gracias!

Rosa dijo...

ciao Patzy, molto completo il tuo discorso sull'abbigliamento, complimenti, hai preso in esame tutto cio' che caratterizza le nostre scelte, in base alle nostre necessita', sinceramente penso che se si ha buon gusto ci si puo' vestire anche con capi non firmati, in base alla nostra corporatura dobbiamo scegliere modelli che ci valorizzano, senza eccedere nel cattivo gusto, ognuno ha un'immagine di se, quindi si veste secondo le proprie idee ed esigenze, personalmente la moda non la seguo, scelgo quello che mi piace senza condizionamenti e senza sentirmi inferiore rispetto ad altre che vestono sempre alla moda, indossare capi firmati per alcuni e' una sicurezza, un modo per farsi notare, l'eleganza e' una cosa innata , ci sono persone che anche con un sacco di juta , risultano eleganti. e' la personalita' che valorizza l'abito e non viceversa, secondo me.
complimenti per la bellissima immagine, mi piacciono molto i colori cangianti tono su tono, con l'effetto un po' vintage, ciao grazie buona giornata rosa, a presto.)

Patzy dijo...

Rosa:
Grazie per la tua risposta, piena d´informazioni dettagliate su di te! Mentre il tema della moda in Italia è molto diffuso per la sua eccellenza e qualitá, nei miei viaggi mi ha sorpreso il buon gusto che generalmente gli italiani hanno nel suo vestito (anche per andare al supermercato!) In tutti i borghi o le citta che ho visitato, anche nei più piccoli, ho osservato il prevalere del buon gusto nella scelta degli abiti. MI sembra che per voi sia innato! Ti invio un altro grande abbraccio e grazie per le tua loda.

Pedro Garcia dijo...

Creo que la pregunta sería mejor a ver si adivinas como vestimos. Un saludo, Pedro.

Patzy dijo...

Pedro:
Y,la verdad me gusta el desafío...aunque no con todos me atrevo, no los conozco tanto. Creo que contigo lo intentaré...Veamos: obviamente no le das la más mínima importancia a la ropa, ni a la combinación de los colores...aunque seguramente andarás de pantalones sueltos, de esos con bolsillos laterales a la altura de los meniscos, de color verde "militar" o de color "arena", que aquí también los llamamos pantalones de "trabajo" o "carpinteros". De vez en cuando, tal vez con el frío, te imagino de jeans...en verano de remeras lisas blancas o camisas sueltas de algún color liso. No te imagino usando colores fuertes, más bien fríos o pasteles, aunque preferentemente en la gama de los beige y claros...tal vez algún celeste o azul. En invierno pulloveres o buzos negros...ropa holgada y de calzado borcegos, En verano zapatillas de lona, ta vez sandalias del tipo "franciscano" u ojotas. Por supuesto no te pones corbata ni que te paguen, alguna veces puedes aceptar usar un saco sport, o algún pantalón de vestir...pero han de ser contadas...Te imagino muy despreocuado por el vestir, no desalineado, sí que te pones lo que esté limpio y a la mano. Puedes atreverte a una boina en el invierno...de abrigo montgmery oscuro o de color arena. Qué tan cerca estuve?

Pedro Garcia dijo...

Pues acertaste en casi todo. Buscaré Borcego y Abrigo Montgomery que no lo conozco, sólo fallaste en dos cosas, una que no tiene menor importancia pues casi nunca lo hago, si me tengo que poner elegante voy hecho un pincel; lo otra soy muy desaliñado, suelo llevar la ropa manchada con manchas permanentes de pintura o similar, entre semana llena de serrín y lo fines de semana embarrada de andar mirando charcos. Y sí, no me gusta que la ropa lleva nada escrito o dibujado, sólo colores liso en tonos tierra normalmente; además siempre compro de rebajas o de segundas rebajas, como le digo a Macu, para mi de lo malo lo peor en cuanto a ropa. Creo que tuviste buena intuición. Un saludo, Pedro.

rodolfo pace dijo...

Querida Amiga, creo que te imaginarás que para nada soy Ozwald Boateng, tampoco ando en harapos, pero como mi vida social es más limitada que la de un monje del Monte Athos, no preciso de indumentaria formal, ando todo el día en jeans, bermudas o los consabidos pantalones de viajes, de esos con muchos bolsillitos, para arriba remeras con estampas de rock, viajes o mensajes irónicos. Descreo profundamente de la moda y el consumo, ando con grises, azules y mucho negro, ropa práctica para el trabajo, las compras y sobre todo los viajes con poco equipaje.
Un saludo grandote. Rodolfo

Patzy dijo...

Rodo:
Al igual que con Pedro, aquí arriba, con vos también me hubiera animado a adivinar...y creo, modestia aparte, que hubiera acertado...mmm no sé si con lo de las "remeras estampadas de rock"...tal vez le hubiera apuntado a las camisas color caqui, pero el resto, te diría, lo supuse bien! Por algo ambos son amigos míos! Ja! Uno anda por la vida, sin darse cuenta, agrupándose a los semejantes, y allí estamos, menos Boateng y más jeans! Gracias por tu paso...y abrazo!

ANRAFERA dijo...

Interesante tu exposición y muy buena la Ilustración, me ha gustado su procesado.
Un placer haber llegado a este rincón a través de tu comentario en La Blogoteca -20Blogs-.
Cordiales saludos y felicitaciones por tu trabajo.
Mucha suerte en los premios.
Ramón
P.D.: Competimos en la misma categoría pero para nada la palabra "rivalidad"...un placer.

Patzy dijo...

Ramón:
Sí, sé bien que competimos por la misma categoría y, a decir verdad, yo tampoco veo rivales, para mi es un gusto recibir las visitas de ustedes en mi espacio porque el concurso es una oportunidad para dar a conocer nuestros respectivos trabajos. Sé bien lo que tú haces en el blog, y te felicito por ello! Es muy interesante para quienes deseen ingresar en el fabuloso mundo del Photoshop! Muchas suerte a tí también, y gran abrazo!

EriKa Napoletano dijo...

Anche questo è un capolavoro..... Brava!!!!!!

Patzy dijo...

Erika:
Veramente grazie, Erika! Sei cosi gentile con le tue lode. Grande abbraccio.

Publicar un comentario