"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

lunes, 4 de febrero de 2013

Volver a empezar

Digital art by Patzyar - © All Rights Reserved

Es realmente curioso como las personas nos resistimos a “barajar y dar de nuevo” cuando algo no funciona. A veces elegimos quedarnos sumidos en situaciones dolorosas, incómodas, indefendibles, incluso, ante los ojos de quienes más cerca tenemos, de aquellos de los que siempre aceptamos consejos o valoramos criterios. 
Es cierto que es mucho más cómodo afirmar “no puedo” o “es mi carácter” o “así soy yo”, que intentar un cambio;  sin embargo, dicen los que saben, que los cambios son posibles, y no solamente una esperanza utópica que pretende dotarnos de la fortaleza que se requiere para enfrentarlos. Resulta lógico pensar que quienes vienen comportándose de un modo determinado, consideren improbable llegar a ser de otra manera, sin embargo, para empezar de nuevo, seguramente se deberá partir de un análisis que no muchos aceptan hacer sobre sí mismos, porque la “personalidad”  ha de tener mucha injerencia en gran parte de las cosas que nos pasan, ya que es el resultado de las interacciones del ambiente que nos rodea con nosotros,  y de nuestras vivencias y aprendizajes a lo largo de la vida. Esto nos puede hacer negativos, huraños, extrovertidos o introvertidos, etc., y luego, a su vez, estas posturas pueden resultarnos favorables o desfavorables, dependiendo las situaciones que nos toque enfrentar.  A pesar de que también se dice que la herencia aquí puede jugar un papel importante, es decir que puede incidir en el hecho de que una persona tenga cierta predisposición a relacionarse de tal o cual modo,  nosotros podemos modelar el cambio que nos conduzca a practicar comportamientos deseados en determinadas circunstancias…digamos a operar más en nuestro favor. 
Eso sí, es fácil escribir ahora sobre ello o teorizar al respecto pero, sin embargo, cuando uno siente que ha tocado fondo, y que más abajo no puede llegar, la claridad se enturbia, y no vemos tan fácilmente una salida que nos conduzca al camino para volver a empezar, sobre todo porque no estamos dispuestos al sacrificio de abandonar ciertos logros, aunque estos, realmente, no nos sirvan para alcanzar el éxito. 
No soy psicóloga ni tengo autoridad médica o científica que avalen mis afirmaciones, pero he aprendido de pequeña, probablemente de mi madre y su visión absolutamente positiva de la vida (a pesar de los reveses que ésta le ha asestado en más de una oportunidad!), que una persona siempre está a tiempo de cambiar si empieza por modificar sus comportamientos, fijándose objetivos e implementando conductas que favorezcan a ese cambio. La comunicación y la sociabilidad ayudan, y mucho;  hablar, mirar, acercarse, amar, admirar; preguntar, saludar informar, ayudar; tocar, compartir; ni encerrarnos, ni lamentarnos eternamente, ni compadecernos,  ni compararnos, ni resaltar, cuando estamos en la mala, todo lo malo que tenemos sino, por el contrario, hurgar en nuestras virtudes y fortalezas, aquellas que nos permitirán emprender nuevos rumbos.  Y dejarnos llevar... 
Después de todo, la vida es un aprendizaje constante, y quien crea que vive preparado para algún fracaso, cualquiera sea, será porque la gordura de su ego no le permite ver lo diminuto de su tamaño en este mundo.

"Pasa la vida y el tiempo no se queda quieto 
llevo un silencio de frío con la soledad 
En qué lugar anidare mis sueños nuevos 
Y quién me dará una mano cuando quiera despertar 
Volver a empezar, aun no termina el juego 
volver a empezar, que no se apague el fuego 
queda mucho por andar 
Y que mañana será una día nuevo bajo el sol 
volver a empezar..."


Fragmento de la canción "Volver a empezar" de Alejandro Lerner


18 comentarios:

Cayetano dijo...

Totalmente de acuerdo en que para mejorar nuestra suerte hay que empezar modificando nuestra forma de actuar.
Siempre que sale un tema parecido, recuerdo las últimas palabras de El Buscón de Quevedo, en relación con el cambio de residencia del protagonista:
"Y fueme peor, pues nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar, y no de vida y costumbres."
Un saludo.

Pedro Garcia dijo...

Quizá no podemos comprender que la vida es una experiencia
personal e intransferible, que forjarse un futuro es tan loable como lograrse un fracaso y que vivir con la cabeza gacha es tan digno como vivir con la cabeza alta. Quizá

jaal dijo...

Una entrada muy positiva para terminar el día, son las 23h en Madrid. Podemos cambiar y todavía es más llevadero el tránsito si lo hacemos acompañados. Vamos digo yo.

Besos Patzy

Patzy dijo...

Cayetano:
Je! Nunca mejor aplicadas las palabras de Quevedo que en este comentario! Gracias! Tú lo has dicho (y Quevedo!). Abrazooooo

Patzy dijo...

Pedro:
Ay! Pedro, Pedro...Dí que ya te conozco un poco...A ver...quien está con la cabeza gacha, es probablemente, porque no la ha pasado bien...o porque ha decidido que era mejor dejarla así...o porque ha fracasado en uno (o mil) intentos por levantarla...o porque le gusta de esa manera, y listo! Ninguna de las tres maneras me parece loable: en el primer caso me inspiraría un poco de compasión tal vez, en el segundo no le perdonaría la "bajada de brazos" (ya sabes...el Ave Fénix y yo...), en el tercero lo comprendería, pero pasado el duelo y la autocompasión insistiría, y en el cuarto lo consideraría un conformista (los conformistas no me gustan, pero es una apreciación personal, lo sé). Ya ves, no hay forma en que tú y yo veamos algunas cosas de modo similar, pero eso sí: adoro tu franqueza y tu enfoque tan particular de la vida. Abrazooo, y gracias por pasar!!!

Patzy dijo...

Jaal:
Jajajaj!!!! Eso es!!!! Bueno, aquí era, en ese momento, más temprano que en España...pero no he leído, entonces, este comentario....Lo leo recién hoy, y son en Buenos Aires las 8 de la mañana...y hay que ir trabajar, y es mucho mejor comenzar el día si antes has leído cosas como esta que me has dejado! je! Gracias y...lo ves? Un poco de positivismo no viene nada mal! (ya veremos como regreso hoy!)Jaja...Abrazoooo, amigo...que tengas un excelente día!

Luján Fraix dijo...

GRACIAS PATZY POR VENIR A MI TARDE DEL TÉ, ES UN GUSTO RECIBIRTE Y SENTIRME RODEADA DE TAN CÁLIDOS AMIGOS. ES UNA BENDICIÓN.
UN BESO GRANDE QUERIDA AMIGA.

NUNCA ESTAMOS PREPARADOS PARA LOS FRACASOS Y NI PARA LA PÉRDIDAS, NI PARA ESTAR SOLOS... PERO ES CIERTO TAMBIÉN QUE TODO ESO NOS AYUDA A CRECER Y A COMPROMETERNOS CON NOSOTROS MISMOS Y CON QUIENES NOS RODEAN.

PD YO CUANDO TENÍA 15 AÑOS QUERÍA TENER 20, SER GRANDE, PERO DESPUÉS YA NO... ESOS 20 ME DEJARON TRISTE; A MI NO ME GUSTA EL PASO DEL TIEMPO. LAMENTABLEMENTE PARA MI, ES TODO UN TEMA. EL DETERIORO FISICO ME LASTIMA.

Ceo dijo...

Pasaron 50 minutos de la medianoche, estoy por irme a dormir y me voy pensando en lo que escribiste; es tonificante, es optimista, el día de mañana es para volver a empezar, es un día nuevo como nuevo es nuestro despertar y como decís acertadamente la vida es un aprendizaje constante, no hay que irse a marzo en ese aprendizaje, siempre tenemos chances para aprobar.
Siempre de primera tus escritos, son como tomarse un Gatorade energizante!!...¡Saludos !!!!!!!!!!!

Patzy dijo...

Luján:
Algunos no toman los fracasos como experiencia positiva, yo sin embargo sí, coincido con vos...obviamente, después del impacto "brutal" que produce el hecho de que las cosas no hayan salido como un pensaba o deseaba, claro está! Hay personas que después de un fracaso dicen "esto no es para mí", y claudican...a mí, por el contrario, los desafíos me encantan, siempre con una adecuación a las circunstancias...no creo que sea tiempo ahora de ser bailarina clásica, pero pudo ir a un buen gimnasio, y hacer pasos de danza, no? Jeje...
(PD: sos joven y linda, con esa juventud y belleza que no se ven ni en el documento ni en el espejo...las que duran más!)
Abrazo grande amiga!!!

Patzy dijo...

Ceo:
Qué bueno que te hayas ido a dormir con onda positiva!!! Y mejor aún, gracias por haberte "enganchado" al espíritu positivo de mi post...Aunque sos una persona de humor, y las personas que tienen la virtud de reír y hacer reír hasta frente a las situaciones más adversas (vos lo hacés con la política y los políticos, nada menos!!), deben, seguramente, tener la capacidad de posicionarse positivamente ante determinados sucesos o circunstancias, de lo contrario les resultaría imposible encontrar el perfil cómico a algo! Gracias por pasar, Eduardo. Y gran abrazooooo

Mirella S. dijo...

Es bueno encontrar reflexiones sobre cosas que nos pasan a todos, con una mirada positiva.
El sobreponerse y cambiar patrones que no nos llevan a ninguna parte, es tan necesario como respirar.
El tema de Lerner, lo dice todo: "volver a empezar, aún no termina el juego..."
Patzy, muy buena la ilustración.
Besos

Patzy dijo...

Mirella:
Gracias a Dios (y a mi madre, como escribí en el texto), soy una persona muy positiva...realista, pero con una mirada dispuesta al "se puede"...Y estoy convencida que eso te saca adelante de muchas situaciones sobre las que otros se preguntarán: cómo hizo?...Aunque sé que todos no lo ven así...ojalá pudieran! Abrazoooo, y gracias por el elogio.

Rosa Cáceres dijo...

Excelente reflexión. Me quedo de seguidora de este blog.
Un abrazo

Patzy dijo...

Rosa:
Hola! Bienvenida a mi espacio. Te agradezco la retribución de mi visita a tu blog y que te hayas "quedado por aquí". Nos seguiremos leyendo entonces, porque también me gusta lo que tú haces. Un abrazoooo

Susana Jiménez dijo...

La negación al cambio es el principal problema para comenzar de nuevo. Nada puede ser diferente si insistimos en lo que no nos ha dado resultado, así que cada día debería ser un invitación a decir "sí quiero y puedo, mi deber es vivir y hacerlo bien". Me ha gustado llegar aquí y encontrarme con esta gran reflexión.
Un abrazo desde Colombia

Patzy dijo...

Susana:
Para mí es un gusto que te hayas quedado por aquí, en mi blog! Bienvenida, y sí, coincido contigo, la actitud positiva frente a la vida en general, no sólo de cara a los cambios que en ella debamos afrontar, nos posiciona mejor para cualquier comienzo, incluso para un re-comienzo. Pero, lamentablemente, no todo el mundo lo siente así...hay muchísimas personas que prefieren llorar sobre la herida...un poco está bien, pero luego: borrón y cuenta nueva. No nos queda otra, la vida es breve y está aquí. Un gran abrazooo, y gracias por quedarte!!!!

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA
GRACIAS POR VENIR A TOMAR EL TÉ CONMIGO, POR COMPARTIR LAS LETRAS QUE SON ESPEJOS DEL ALMA, POR RENDIR HOMENAJE A LA AMISTAD QUE ES TAN VALIOSA Y SANA EL CORAZÓN DE SUS HERIDAS Y POR TUS PALABRAS DE ÁNIMO. REALMENTE ME HACEN FALTA.

MUCHOS BESOS

Patzy dijo...

Luján:
Gracias a vos por tus publicaciones maravillosas! Ya te lo he dicho, el placer es mío al asistir a tus convites! Abrazotes!

Publicar un comentario