"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

domingo, 27 de enero de 2013

Amor imaginario

Digital art by Patzyar - © All Rights Reserved


He leído por ahí que “amar, no es lo mismo que estar enamorado”, que enamorarse puede referir tanto a excitar en alguien la pasión del amor, como a prendarse del amor de alguien o aficionarse a algo.  De acuerdo con esta definición, estaríamos confirmando que el enamoramiento no forzosamente necesita de dos sujetos…podemos “aficionarnos” a alguien, sin que éste ni siquiera lo sepa o, incluso, un perfecto desconocido podría llegar a ser objeto de nuestras más sentidas emociones.  Los “amores imaginarios” están comprendidos, sin duda, dentro de esa clasificación. Quién no tuvo, sobre todo en la adolescencia, un amor imaginario? o quién no se ha sentido enamorado, alguna vez, de un cantante o de un actor o de un personaje de la ficción?  También los “amores platónicos”, esos que nos resistimos a pensar como imposibles, y que tan celosamente guardamos en nuestra imaginación, tienen que ver con nuestros enamoramientos. 
Amar, en cambio, es más dinámico, es acción, es predisposición, decisión, es sentir a la otra persona, pensar e interesarse por ella, es compartir y disfrutar junto a ese ser que es objeto de nuestro amor.
Un amor imaginario está vinculado a la búsqueda primigenia, habitual objeto de análisis de la psicología, por la cual las personas tendemos a enamoramos de quienes nos gustaría ser, a veces hasta de nuestras amigas o amigos del mismo sexo, porque el amor romántico y la atracción sexual están disociados en los púberes,  y unir esas dos instancias exige cierta madurez y experiencia.
Por esta razón, al “bucear” en nuestra adolescencia entre los límites de lo real y lo imaginario, es que recordamos a nuestro primer amor como maravilloso, único y, cuando por fin llega el amor verdadero, precedido de tan tiernas angustias y ansiedades, es casi inevitable que nos sumerja en un mundo tormentoso donde nuestras fantasías y anhelos se entremezclan con la realidad del otro. Proyectamos sobre el ser amado aquello que tan amorosamente habíamos modelado en nuestros sueños y luego, finalmente, vamos cediendo espacio  a la real percepción del amor, con sus defectos y virtudes,  y en ese devenir marcamos “surcos” que dejan un registro inolvidable! La experiencia del primer amor señala una frontera, un horizonte, entre ese mundo fantástico y pueril de príncipes y princesas,  y el de las personas reales, en cuyos confines vamos preparando el terreno para amar “humanamente”.

 El hombre imaginario, de Nicanor Parra*
“El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario
De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios
Todas las tardes  imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios
Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario
Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario”.
* Nicanor Parra Sandoval, poeta, matemático y físico chileno cuya obra ha tenido una profunda influencia en la literatura hispanoamericana. Considerado el creador de la antipoesía, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura 1969 y con el Cervantes 2011, entre otros.

14 comentarios:

Cayetano dijo...

Es cuestión de semántica. A Cela le dijo uno: Don Camilo, está usted dormido. El replico: No, estoy durmiendo. ¿No es lo mismo? Dijo el otro. A lo que el escritor contestó: ni mucho menos. No es lo mismo estar jodido que estar jodiendo. Pues lo mismo pasa con amar y estar enamorado.
Y perdón por lo cruda de la expresión del señor Cela.
Un saludo.

Patzy dijo...

Cayetano:
Jajaja!!! Me ha encantado el ejemplo, clarísimo!! ajajj...Abrazoooo, y gracias por tan rico comentario!

jaal dijo...

Por lo que tan claramente expones se deduce que amar implica poder abrazar a la otra persona, físicamente. Enamorarse no necesariamente.

Puede ser.
Saludos Patzy.

Patzy dijo...

Jaal:
Expresado románticamente, podría definirse así como tú dices! Como verás, soy más "vueltera" Je! Un abrazoooo, y gracias por detenerte aquí.

Rosa Silvestre dijo...

uy qué bonito tema, jaja amar es más "grande" que enamorarse, yo amo a mis hijos a mi familia a mis amigos, a mi novela favorita, a mis plantas, le dedico mi tiempo y mi cuidado, son personas y objetos indispensables para mí, ahora estar enamorado es diferente, como tu dices puede que lo estés y que la otra persona no lo sepa y tu imaginación te lleve a vivir fabulosas fantasías junto a ella, pero creo que eso también hace sufrir porque nunca se hacen realidad tus sueños, ahora si el enamoramiento es correspondido, todo lo demás se hace pequeño ante este maravilloso sentimiento. Hay personas muy enamoradizas, ahora, unos amores son pasajeros y otros se convierten en platónicos. Como ves sé mucho del amor jajaja, Besos Patzy.

Patzy dijo...

Rosa:
Jaja!!! Mientras leía tu comentario estaba pensando..."vaya, Rosa sí que sabe de esto"...y veo que finalizaste tu escritura con esa afirmación!! O sea: no me queda más que decir, Rosita!!! TÚ SABES! (no por nada tienes ese blog tan romántico!) Besotes, y gracias!

Eduardo Omar Campilongo dijo...

Patzy, realmente me quedé con la vista fija en la imagen, no pude despegarla para leerte, bueno supongo que todo lo que escribís es bueno!!!

¡Abrazo, Saludo,Beso, pulgar para arriba y felicitaciones por tu performanse estupenda en el concurso 20minutos.es !!!!

eduardoomar107@gmail.com.ar

Patzy dijo...

Edu:
JAJA...Qué bueno que un dibujante se haya fijado en la imagen, peor sería al revés! Después de todo lo mio es el diseño digital, el texto lo considero acompañamiento y un poco de opinión. No soy escritora, sólo me defiendo. Sobre el concurso, tendría mucho para decir, por aquí sería muy largo. Te mando un mail, gracias por el contacto. Felicitaciones a vos también por "20Blogs", un gran trabajo y dura pelea! Abrazooooo

Mirella S. dijo...

Admiro realmente el talento con que trabajás las imágenes, esa es una asignatura pendiente, tal vez y si la hay, me quedará para otra vida...
Un fuerte abrazo

Patzy dijo...

Mirella:
Muchas gracias por el elogio, aunque te diría que yo siempre pinté y dibujé...pero la tecnología y sus recursos para el manejo y creación de imágenes (como en este caso que es casi todo 3D y fotomontaje), llegó más tarde a mi vida y nunca es tarde para empezar, ni se termina de aprender jamás! je! Abrazoooo

SOLO DE INTERES dijo...

La imagen todo un talento!!! el texto más que interesante, y muy bien documentado, diría que es la línea entre lo real y lo que quisieramos que fuera, un pizca de utopia le agregaría, y el complemento perfecto a la anotación Parra, todo un gusto leerte Patzy!!!, miles de abrazos

Patzy dijo...

Solo de interés:
Gracias por los elogios, Regina. Me encanta recibirte por aquí...justamente ayer estuve en tu espacio, pero no pude comentar porque se vé que el sitio andaba mal...espero retribuirte la visita hoy. Un gran abrazoooo (y vos sos la que escribe bien, yo sólo complemento mi trabajo con un poco de pensamientos)

Luján Fraix dijo...

HOLA PATZY
ES CIERTO, QUE EN LA ADOLESCENCIA HEMOS VIVIDO ESOS AMORES PLATÓNICOS, IDEALIZADOS, HASTA DRAMÁTICOS... QUE CON SU PARTIDA NOS HAN DEJADO SIN GANAS DE VIVIR.
LUEGO VIENE EL VERDADERO AMOR, EL DE LA CONVIVENCIA DE TODOS LOS DIAS, QUE SE BASA EN EL RESPETO Y EN LA TOLERANCIA, EN ACEPTAR AL OTRO COMO ES, EN COMPARTIR.

ME GUSTÓ MUCHO ESTA ENTRADA.

UN BESITO

Patzy dijo...

Luján:
Creo que ahí, en eso que decís de "aceptar al otro como es", está la clave de toda relación interpersonal "sana", no? Es difícil, requiere de mucha ejercitación...pero si no estamos dispuestos a ponerla en práctica por el bien de aquellos que amamos y por nuestra propia "sanidad vincular" (por llamarla de alguna manera), estamos en problemas. Gracias amiga, y me alegra que te haya gustado la publicación. Unos besos per te!

Publicar un comentario