"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Desenmascararte

3D Digital art by Patzyar - © All Rights Reserved


El origen de muchas de las expresiones que utilizamos a diario es, la mayoría de las veces, desconocido. Sin embargo, hay otras, cuyo significado cae de maduro, por ejemplo, es obvio que, cuando se le dice a alguien “quítate la máscara”, siendo una máscara un adminículo que imita una cara y con la que se tapa el rostro, lo que se le está sugiriendo a ese alguien es que no está siendo quien en realidad es, sino que se está ocultando, o está fingiendo ser otro.
Lejos de padecer de alguna psicosis que nos haga suponer que la mayoría no somos quienes decimos ser, sin embargo, podemos percibir que estas “mascaritas” abundan cada vez más en el mundo que nos rodea y que, a veces, nos abarcan hasta el punto de no poder reconocer la “verdad” entre tantas falsas verdades.
El motivo por el cual alguien prefiera no ser quien en realidad es, es subjetivo pero, sin embargo, en muchos casos, el engaño nos arrastra a todos en la confusión. Hay tantos ejemplos de esto en la vida de relación, en la sociedad, en la cultura, en la política…y hay tantos seguidores de estos “enmascarados” a los que, incluso, se los suele llevar como “ovejitas de un rebaño” que, de tan confiadas, pasan a ser defensoras, o instrumentos de ese enmascarado. Cada cual, también, deberá desarrollar su mecanismo de defensa. Muchas veces la historia, es un señalador de “mascaritas”, es muy difícil borrar lo que uno fue siempre, en algún lado se muestra “la hilacha”. Si el enmascarado nos toca de cerca, sufrimos, y los desengaños suelen ser muy angustiantes, porque aquel, con su comportamiento, traiciona uno de los aspectos que más celosamente resguarda el ser humano en su vida de relación: la confianza. Ahora, si la mascarita es, por ejemplo, una figura pública, o política, donde ya se juegan otros valores como la ética, el respeto, la honestidad…ahí se complica, la defraudación popular suele ser un arma de doble filo. “A quien le quepa el sayo, que se lo ponga” (dicho sea de paso: el sayo era un vestido sin botones que cubría desde el cuello hasta las rodillas, y esta frase suele aplicarse en el momento en el que se hace un llamado de atención, sin mencionar el destinatario de la misma, de modo que se lo deja «flotando» para que ese «interesado» la interprete).
El ejercicio de ir por la vida “desenmascarando” gente, es bastante agobiante. Todo sería más fácil si respetáramos quienes somos en verdad, lo cual resulta mucho más sano para con los demás y para con nosotros mismos.

14 comentarios:

Cayetano dijo...

Lo malo es que algunos debajo de la máscara no tienen el rostro, sino otra máscara que oculta otra máscara. Y así es complicado desenmascarar rápido a los que ocultan sus intenciones y, por si acaso y para despistar, siempre guardan un as bajo la manga.
Un saludo.

Patzy dijo...

Cayetano:
Ahora me preocupas más! Esto de las "múltiples máscaras" me gusta aún menos! Ya es todo un ejercicio desenmascarar! Je! Saludos!

RECOMENZAR dijo...

Me han fascinado las imagenes
un abrazo desde Miami

Chary Serrano dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog desde Emérita Desastres.
Me ha gustado y ahora voy a ver el otro.

Yo participo en Gastronomía con
MI COCINA Y OTRAS COSAS

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA
EXISTE MUCHA GENTE ENMASCARADA QUE VA POR LA VIDA ASÍ SIN INMUTARSE, ES QUE TERMINAN ENGAÑANDOSE A SÍ MISMOS.

EN ESTE MUNDO DE INTERNET HE ENCONTRADO MUCHAS MÁSCARAS TAMBIÉN.

HAY QUE SER AUTÉNTICO, IR CON LA VERDAD SIEMPRE.

MUCHOS BESOS

Ceo dijo...

Muy interesante lo que describes, a diario lo vemos en los políticos y en todos los estamentos donde uno tiene un interlocutor, por supuesto que el interlocutor ve lo mismo en uno, y así vamos...
Saludos sin máscara (Estoy haciendo una excepción).

PD: Ahora me toca el martirio del comentario con la barrera de esa letras incomprensibles para que salga publicado...una...dos...insulto... tres...Bueno por fin!

Patzy dijo...

Recomenzar:
Gracias por tu visita, y bienvenida a mi espacio. Un placer que te haya gustado mi trabajo. Agradecida. Un abrazoooo, y vuelve!

Patzy dijo...

Luján:
Tenés razón, este mundo virtual es un ámbito en el que abundan las mascaritas aunque, tarde o temprano, la verdad emerge! Reconozco que para algunos, los tímidos, los retraídos, debe ser una ayuda expresarse en este gran anonimato o, incluso, fingir ser quien no es o quien quisiera ser, pero es muy peligroso! Gracias por pasar, un abrazooooo

Patzy dijo...

Chary:
Muchas gracias por tu visita a mis dos blogs, va a ser un gusto seguirte recibiendo por aquí. El espacio de Emérita me ha encantado, y ahora iré a visitar el tuyo. Un abrazoooo

Patzy dijo...

Ceo:
Jajajaj!!! me suele pasar lo mismo con los blogs de algunos amigos...escribo y escribo y luego ZUM, cuando lo quiero enviar, desaparece! Una sugerencia: para no tener que escribir de nuevo, antes de darle a "enviar", copia el texto...si desapereciera en las garras de Internet...PUM, ya lo tienes listo para volver a intentar! Y espero que me estés leyendo sin la mascarita...no sea cosa que me comprendas la mitad! Jaja...Abrazoooo

Anónimo dijo...

aprecciared your blog kisses charles

Patzy dijo...

Charles:
I know, and I always appreciate your praise. Thank you very much and greetings

ANRAFERA dijo...

Comparto tu buena exposición...fuera mascaras!
Un placer haber llegado a esta interesante rincón.
Cordial saludo.
Ramón

Patzy dijo...

Ramón:
El placer es mío de recibir tu visita! Muchas gracias por el elogio y regresa cuando quieras! Un abrazoooo

Publicar un comentario