"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

jueves, 8 de noviembre de 2012

Tiempos violentos

Digital art by Patzyar - © All Rights Reserved

“El siglo XX se recordará como un siglo marcado por la violencia. Nos lastra con su legado de destrucción masiva, de violencia infligida a una escala nunca vista y nunca antes posible en la historia de la Humanidad. Pero este legado, fruto de las nuevas tecnologías al servicio de ideologías de odio, no es el único que soportamos ni que hemos de arrostrar.
Menos visible, pero aún más difundido, es el legado del sufrimiento individual y cotidiano: el dolor de los niños maltratados por las personas que deberían protegerlos, de las mujeres heridas o humilladas por parejas violentas, de los ancianos maltratados por sus cuidadores, de los jóvenes intimidados por otros jóvenes y de personas de todas las edades que actúan violentamente contra sí mismas. Este sufrimiento, del que podría dar muchos más ejemplos, es un legado que se reproduce a sí mismo a medida que las nuevas generaciones aprenden de la violencia de las anteriores, las víctimas aprenden de sus agresores y se permite que perduren las condiciones sociales que favorecen la violencia. Ningún país, ninguna ciudad, ninguna comunidad es inmune, pero tampoco estamos inermes ante ella.
La violencia medra cuando no existe democracia, respeto por los derechos humanos ni una buena gobernanza. Hablamos a menudo de cómo puede una «cultura de violencia» enraizarse. Es muy cierto. Como sudafricano que ha vivido en el apartheid y vive ahora el periodo posterior, lo he visto y lo he experimentado. Es también cierto que los comportamientos violentos están más difundidos y generalizados en las sociedades en las que las autoridades respaldan el uso de la violencia con sus propias actuaciones.
En muchas sociedades, la violencia prevalece en tal medida que desbarata las esperanzas de desarrollo económico y social. No podemos permitir que esta situación se mantenga.
Muchas personas que conviven con la violencia casi a diario la asumen como consustancial a la condición humana, pero no es así. Es posible prevenirla, así como reorientar por completo las culturas en las que impera. En mi propio país, y en todo el mundo, tenemos magníficos ejemplos de cómo se ha contrarrestado la violencia. Los gobiernos, las comunidades y los individuos pueden cambiar la situación”…


* Fragmento del Prólogo escrito por Nelson Mandela en el “Informe mundial sobre la violencia y salud” publicado por la organización Panamericana de la Salud


8 comentarios:

Cayetano dijo...

Estupenda ilustración que acompaña acertadamente el texto de Mandela. En efecto, sin violencia se puede vivir y se pueden solucionar muchos conflictos. Ahí están los ejemplos de Gandhi, Luther King y del propio Mandela.
Un saludo.

Patzy dijo...

Gracias, Cayetano por elogio hacia mi ilustración! Respecto del texto de Mandela, me pareció tan apropiado para representar la época que estamos padeciendo en el mundo, que no hacía falta agregar nada. Un abrazoooooo

Rosa Silvestre dijo...

Es terrible la violencia a la que estamos todos los días expuestos, nada más hay que ver las noticias diariamente.

Patzy dijo...

Si, en nuestro país es realmente notorio!! A veces no sabemos si es la prensa que se ha puesto muy amarillista, o es la gente que se ha vuelto loca y ha perdido absolutamente el respeto por la vida. También aquí tenemos un gobierno al que le importa muy poco la seguridad de la gente. Habrás visto la multitudinaria marcha y "cacerolazo" de anoche...2 millones de personas en el país pidiendo por "SEGURIDAD"...imagina. Abrazoooo, Rosa, y gracias por pasar!

Anónimo dijo...

patzy appreciated much your blog kisses charles

Patzy dijo...

Thank you very much, Charles! I appreciate your comments on my blog. Best regards

rodolfo pace dijo...

Un relato tan lejano y tan cercano a la vez, las palabras de un hombre sabio, que puede enfocar el tema sin ponerse en el lugar de la persona de paz que acusa de todos los males a los demás con palabras que sudan odio, resentimiento y venganza como nos tienen acostumbrados cotidianamente nuestros odiadores vernáculos.
Estupendo trabajo con un texto lleno de claridad.
Saludo y un enésimo felicitaciones!!!

Patzy dijo...

Muchas gracias, Rodo!!! Semejante comentario, no hace falta más que agradecerlo. Como siempre, un placer recibirte en mi espacio. Está todo dicho.

Publicar un comentario