"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

domingo, 1 de enero de 2012

Como agua de cántaro

Digital art by Patzyar - © All Rights Reserved


La historia del cántaro rajado: Un repartidor de agua de la India llevaba dos grandes cántaros. Uno de ellos tenía varias grietas mientras que el otro estaba perfecto y siempre conservaba la totalidad del agua al final de la caminata.  En cambio, el cántaro rajado llegaba con la mitad del agua en su interior.  Después de dos años, el cántaro rajado le habló al aguatero, diciéndole que estaba avergonzado por sus grietas, ya que por culpa de ellas el aguatero solo podía entregar la mitad del agua.  El repartidor le dijo que, al regresar a la casa, observara las bellísimas flores que crecían a lo largo del camino.  Mientras subían la colina, el cántaro vio las hermosas flores, pero al final del camino volvió a disculparse con el aguatero porque todavía se sentía culpable.  El repartidor le explicó que él siempre había sabido de las grietas y quiso sacar el lado positivo de ellas.  Para eso plantó semillas de flores a lo largo del camino. Cada mañana mientras caminaban de vuelta sobre el sendero, el cántaro las regaba.  Si el cántaro no hubiese sido tal como era, con todos sus defectos, no habría sido posible crear esa belleza.

5 comentarios:

rodolfo dijo...

Hermoso trabajo e historia, quizás la joven se haya despojado de su sombrilla para dejar que ese agua fresca bañe su figura, lo hará seguramente cuando lea tu relato, motivante, intrigante. Buen año en lo creativo y lo cotidiano, a quienes seguimos tus obras nos hace falta el agua de fresca cración que cada tanto cae por estas páginas.

Arnedo dijo...

Hola,

He llegado a este blog a través del concurso de 20 Minutos... una grata sorpresa.

Las imágenes que incluyes en tu blog son preciosas; muy evocadoras... como sacadas de un sueño :)


Un saludo,

Jose

PD: Por mi parte te invito a visitar el siguiente enlace, en el que propongo algunas reflexiones sacadas de libros clásicos y no tan clásicos.


http://josearnedo.blogspot.com

Carmela dijo...

Bellas imágenes.
Y bello gesto el del repartidor !Además de bello sabio por repartir el agua del cántaro agrietado.Un ejemplo del verbo " compartir" para generar vida y belleza.
Hermoso!

Hogar CRECER dijo...

Hola,

es una muy buena comparación para aceptar a las personas o situaciones que nos tocan vivir, tal como son.

Te comentaremos en la Blogoteca.
Un afectuoso saludo.

Patzy dijo...

Muchas gracias por vuestra visita y comentario! Un placer recibiros en mi espacio. Abrazoooo

Publicar un comentario