"El arte es un paso desde lo visible y conocido, hacia lo desconocido." Kalil Gibran

domingo, 17 de marzo de 2013

Al final de mi brazo

Digital art by Patzyar - © All Rights Reserved


Hay un viejo cuento que dice que cierto día, había cuatro ranitas jugando en un jardín y que, en un determinado momento, caen todas a un pozo de agua helada. Si no lograban salir rápidamente de allí, sus vidas corrían serio peligro. Obviamente, la ranita más hábil y fuerte, salió primero, pero las tres mas "débiles", se esforzaban por salvarse cuando oyeron que la otra les gritaba desde el borde del pozo: “ustedes, ya están muertas. No lo lograrán. Resígnense!!!”  Tras unos minutos, una de las ranitas, se dejó llevar por los gritos, y desistió de su empeño hasta desaparecer en el fondo del pozo; pero poco tiempo después, las últimas dos, lograron finalmente salvarse: una porque hizo caso omiso a lo que decía la más fuerte y siguió luchando hasta vencer; y la otra, porque era SORDA!
Las personas anhelamos ser independientes, para ello nos educan desde pequeños, pero, sin embargo, solemos dar demasiada trascendencia a lo que dicen  los demás sobre nosotros. Obviamente el miedo está presente en esa actitud, le tememos al rechazo “social”, y es así como avanzamos dejándonos influenciar, desconfiando de nuestros propios criterios a la hora de tomar decisiones.
Resulta fundamental desarrollar nuestra seguridad individual para vivir nuestra vida con libertad.  Buscar el reconocimiento ajeno suele ser algo que explotan bien los artistas, pero eso no quiere decir que se haga lo que los demás desean o piensan, sino que, por el contrario,  se alcanza cierta satisfacción al lograr una lectura común con el resto o, por qué no?, una visión nueva, particular y original, aún sobre detalles que, inicialmente pudimos haber considerado poca cosa.

La verdadera autonomía nace de nosotros mismos, pero para eso es imprescindible desarrollar una personalidad firme y una gran autoconfianza.


Dijo Francisco Quevedo: "Apocarse es virtud, poder y humildad; dejarse apocar es vileza y delito"

14 comentarios:

Cayetano dijo...

Esa es una gran meta a conseguir, sólo que la educación y las experiencias pasadas a veces nos juegan malas pasadas en detrimento de la autoconfianza y la autoestima.
Un saludo.

Patzy dijo...

Cayetano:
Yo tengo un hijo adolescente, y te aseguro que para los chicos hoy es mucho más difícil aún confiar en sí mismos, tú lo sabrás por tus alumnos, es un mundo muy competitivo el que les ha tocado vivir a los jóvenes; pero es muy importante que puedan desarrollarse con esa "sanidad" que otorga la libertad de pensamiento y la independencia de acción. Gracias por comentar, Cayetano, y gran abrazoooo

Rosa Silvestre dijo...

Es muy importante eso que comentas Patzy, tanto que sin autoestima ni confianza en ti mismo puedes llegar a convertirte en un juguete para los demás o sentirte realmente infeliz con el paso de los años, la firmeza de carácter y la seguridad se inculca siendo tú así con ellos, según la educación que tengan así serán, bueno ya sabemos que ser padre es lo más difícil del mundo y además se complican según van creciendo.

Patzy dijo...

Rosa:
Es un tema también complicado para nosotros, los padres...Los adolescentes, por ejemplo, suelen tener una autoestima baja, les cuesta comprender que están en pleno proceso de formación y definición, y suelen no contentarse con lo que son, aún a sabiendas de que no es lo que probablemente seguirán siendo al final de camino! Guiarlos, a veces, es muuuy difícil! Gracias por pasar, Rosita, y gran abrazooo

José María Souza Costa dijo...

Invitación - español
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com


Patzy dijo...

José María:
Muito obrigado pela sua visita, será um prazer compartilhar pensamentos e idéias com você, e de bom grado também visitar o seu blog! Grande abraço da Argentina

Pedro Garcia dijo...

Espero que en algún sitio me hayan reservado el derecho a fracasar, espero que en el mundo quede un hueco para hacerlo mal. Cada vez tiendo a pensar más que la vida es un azar no una responsabilidad, procuro no sentirme obligado, ni siquiera para bien mío. Creo que siempre tropezaremos en lo mismo. Un saludo Pedro

Luján Fraix dijo...

YO TAMBIÉN ESTOY MUY EMOCIONADA HOY VIENDO A NUESTRO QUERIDO FRANCISCO. TODAVÍA NO LO PUEDO CREER, YO CREO QUE TODO EL MUNDO SE SIENTE ASÍ, CREYENTES O NO. ÉL ES MUY ESPECIAL, ME ENCANTA ESCUCHARLO HABLAR.
UN MILAGRO.

BESOS

Patzy dijo...

Pedro:
Fracasar no es un derecho que puedan otorgarte, en todo caso formará parte de tu propia inhabilidad para determinadas cosas (espero que no todas!), y tu aceptación para asumirlo (también espero que no te frustres por no poder hacer "todo" lo que te gustaría hacer)o, en todo caso, tus faltas de ganas para embarcarte en ciertos desafíos ( o en todos). El resto, es como siempre, muy subjetivo...Tal vez seas un desastre haciendo algo, pero tú no lo sientas así, en ese caso no sería un fracaso, o a la inversa, se entiende? Nadie te obliga, sólo tú eliges...tal vez, conociéndote un poco, prefieras "hacer" sin el compromiso del éxito, y está bien, es tú decisión, y está al final de tu propio brazo. Saludosssssssss

Patzy dijo...

Luján:
Creo que lo del Papa, independientemente de lo que representa para el mundo católico, es un orgullo histórico, y quién no lo vea así..."estaba mirando otro canal"! Gracias por pasar! Gran abrazoooo

Luján Fraix dijo...

YO CREO QUE PARA PODER SER LIBRES HAY QUE TENER CONFIANZA EN SI MISMO, DEFENDER LAS IDEAS CON CONVICCION, SEGURIDAD... NO ES FÁCIL.
BESITOS

Patzy dijo...

Luján:
No, para nada es fácil...la confianza, en general, se gana poco a poco, pero la autoconfianza no nos da tanto tiempo, si no la tenemos asegurada, nos pasan por arriba. La vida tiene sus vericuetos, verdad? Besotes!

jaal dijo...

Está esa frase que dice, "Como no sabían que era imposible, lo lograron". Muchas veces a los chavales les escatimamos la oportunidad de equivocarse. Deben ser perfectos y por supuesto los mejores. Seguramente es porque los padres transmitimos eso y es un error.

Esta entrada tiene algo de lo que a veces carece el mundo que nos rodea que es grandes dosis de humanidad. Que digo esta entrada, todo el blog.

Gracias y un abrazo Patzy.

Patzy dijo...

Jaal:
Amigo, ante todo muchas gracias por el elogio a este humilde espacio! Y sí, a los adolescentes se la ponemos difícil, como dije más arriba, la competencia para ellos es cada vez más atroz, y , decimos aquí "cocodrilo que se equivoca, es cartera!". Gran abrazoooo.

Publicar un comentario